SOY VICTIMA DE LOS PLANES SEMIMALEVOLOS





Yo lo se, últimamente tengo una mala costumbre de ponerme a hacer cualquier estupidez antes de sentarme como niño bueno que soy (risita) a escribir cosas realmente constructivas, entretenidas o sencillamente ridículas en mi blog. Pero siempre me sale cualquier marranada y olvido por completo que hay un par, o quizás muchas personas que esperan una publicación en este espacio. Esa es una clara evidencia que estoy pasando por un periodo de mente dispersa, amigos desocupados y planes semi malévolos... dios, cuánto ocio.

Pero de una u otra manera siempre termino sentado en mi cama con el televisor prendido en lo que sea (me apasiona ignorarlo) escribiendo con regular frecuencia en mi amigo MAC (la versión mejorada de Juancho, que ahora padece los pulgares de mi agnósica madre para la tecnología). Como dice el sabio refrán "Las relaciones equivocadas duran toda la vida", o algo así. Por eso caigo en esta exótica maña que tiene seis años, de escribir en este espacio a pesar de los mil y un problemas que esta manía comunicativa me ha traído.

Y es que todos tenemos extrañas manías que aunque son completamente inofensivas, involuntarias o raras. Nos definen como personas. Por ejemplo con los últimos sucesos de mi vida, he notado que tengo una fuerte fobia a la monogamia. No se asusten no ando de pipiloco por ahí, ni estoy contagiado de polígama (una de esa costumbres de la sociedad moderna que pueden ser claramente patológicas, sobre todo por tanta venérea que desfila por las calles)

Solo que me he dado cuenta, que últimamente he decaído en días grises con ataque de yonoquieroestarsolo. Pero cuando se me pasa la estupidez, me doy cuenta que soy un completo especialista para huir despavorido al mejor estilo de Julia Roberts en “novia fugitiva”, al primer intento frentero de ataque frontal de relación estable.

No se. Tal vez tengo un trauma severo con los cachos, con los videos, con los celos y con meterme en una hermosa película romántica que termine siendo una relación kamikaze en la que terminen jodidos los protagonistas de la historia. Si, soy un tipo incomodo con la soltería, pero adicto a ella cuando se acaban los domingos en la tarde.

El punto esta que ya no soy tan joven. Y que conste que dije TAN. Así que en momentos como estos me preocupa tener que llegar a la deprimente escena de “arrejuntarme” con una “peor es nada”, para no tener que terminar pagando por una nochecita de placer, por que a cierta edad, a uno ya no le hacen el favor por puro gusto.

Ya veo venir los 27, desde hace rato fui sacado del selecto y maravilloso grupo de los “pollos” generacionales, donde estar solo en una discoteca le daba a uno estatus de disponible y al otro día no me daba guayabo, andaba fresco como una lechuga listo para correr la media maratón de Bogotá. A esta edad, estar solo en una discoteca le da a uno estatus es de perdedor. Y al otro día el guayabo uno lo siente, como si le hubieran dado una patada voladora en la cabeza que le deja mongólicas las neuronas (que por lo menos yo uso para escribir, Ahí está claro el plan semi-malevolo que me ha obstaculizado mantener actualizado mi blog recientemente)

Asi que lo admito con toda la actitud. Soy Mateo Ramírez y tengo una relación equivocada con la soledad y admito que me preocupa que me dure toda la vida.

Ahora aprovechando esta virtual “lucidez” mental me dispondré a hacer una lista de parejas potenciales que deje tiradas cuando la situación se empezó a poner seria. Todo sea para no terminar mis días compartiendo la mitad de mi cama con una completa pesadilla.

7 comentarios:

  1. Todos tenemos en mayor o menor medida esa relación, el que hagamos con ella es lo que cuenta, ni te angusties…ya veras cuando llegues a los 30…

    ResponderEliminar
  2. pues done Mateo...voy para la misma edad...me encuentro en la misma cama vacia en las noche y fastidiado dle domingo noquieroestarsolo y de paso tambien liste las personas q deje atras cuando debi aprovechar .....a donde llegaremos con esto?--- :S

    ResponderEliminar
  3. Sí Mateo, tanto ocio los domingos en la tarde a veces es enfermizo, tan enfermizo como pensar en la soledad (a pesar de que es una amiga que está presente incluso cuando no queremos que nadie nos aborde), sin embargo parece que las ideas que nos inyecta desde lo mas profundo de su virus nos hace tomar conciencia de lo que en realidad deseamos y de quién en verdad somos….recordemos: En ocasiones queremos querer y a veces odiamos amar, lloramos de alegría, reímos de rabia, somos títeres sin cuerdas en un gran guiñol sin telones para ocultarnos…Pd:27 es un buen numero…

    ResponderEliminar
  4. A mi entender eso de entrar en los 27, de ahí adelante hasta la piel cambia, en el caso de nosotras las mujeres es mucho más grave que a ustedes en muchos países no sé si por allá será igual, pero aquí en Rep. Dom, si pasas de los 28 y estas soltera sin relación ni novio a la vista ese seguro que eres una JAMONA! y si llegas a los 30 de este modo más aún... Según lo que escribes no te sientes tan fabuloso como cuando estabas en el rango de 18-24 y es normal a todos (as) nos pasa lo mismo. Solo es cuestión de afrontarle y seguir pa lante esperando que en el camino aparezca la persona esperada, clara siempre y cuando haciendo algo para encontrarla.

    Saluditos,

    A.L

    ResponderEliminar
  5. No llores si estas solo, el silencio te acompaña No mires al pasado, lo que importa es el presente No te compares con nadie, ten la cabeza bien alta y recuerda no eres ni mejor ni peor simplemente eres tu y en eso nadie te supera.
    exitos papa!! dtb..

    ResponderEliminar
  6. 27..... mucha experiencia y habilidades x la soledad no t preocupes siempre hay alguien xra 1 aunq se demore en llegar .(espero no sea mucho tiempo no m gusta esperar q aburrido ) oye kiero ver esa lista. bye cuidat mucho mmuuaaa!!!

    ResponderEliminar
  7. Quizá todos los seres humanos llegamos a ese punto, donde la soledad abunda y uno se pregunta porqué?. Quizá la vida lo lleva a uno entre tanta exigencia a llegar ahí y saber que el tiempo pasado no se vivió como se debia y que el presente sólo marca los retazos del ayer que se perdió.

    ResponderEliminar

Con tecnología de Blogger.