VOTEN POR TWITTER


Hoy quiero hablarles de política. Pero no se preocupen no pienso exponer públicamente con que candidato me identifico, por cual votar o por cual no. Primero, porque con toda certeza levantaría un tierrero entre mis opositores y ganaría adeptos entre quienes tienen los mismos ideales políticos que yo y aunque eso significaba mas seguidores. Y esa no es la idea

Hoy quiero hablar de esa hermosa época que no recuerdo con total claridad, porque no he vivido muchas elecciones presidenciales en mi vida. Pero si recuerdo como los candidatos hacían campaña antes. Era emocionante saber en que calle iba a estar una tarima de cada candidato para explicar sus propuestas. Entonces uno tenía la posibilidad de desviarse por otro camino y no chuparse la publicidad de quien no le interesaba.

Las calles, era una pintoresca feria permanente llena de personas con viseras hechas con cartulina entregando papelitos y sonriendo intentando conquistar votos de determinado color. Que el azul, el rojo, el verde, el amarillo y uno ya asociaba por que color ir. Era mas sencillo. Hoy se ha complicado todo, primero porque no hay gente sonriente con ganas de conquistar su voto. Sino gente amargada intentando deshacerse de los volantes en una esquina, esperando ganarse cinco mil pesos por estar ahí parados. Y ni hablar de los colores, ya uno no sabe a quien recibirle. Si es el blanco con orillo rojo. El azul con con rombos naranja y terracota. Hay partidos verdes que van a amarillo pollito y otro al quemado (Como va a quedar la gran mayoría)  Hay partidos  color azul marino, azul eléctrico y azul bebé. Y ahí es cuando uno se confunde. 

Y aunque los colores han cambiado lo que no lo ha hecho es la pose en la foto del candidato. Si es hombre tiene que ir de saco corbata y sonrisita de señor de muchos amigos pero tampoco de abusivo para que no crean que es un borracho fiestero. Las manos pueden ser abiertas como el divino niño esperando su voto, cruzadas como cabezote de protagonista de novela o sencillamente abajo como de carnet. Importante, ser calvo o tener canas. Tener bigote robusto o estar pelado como rata platanera. Las medias tintas pueden dar dentro de los electores quizás un mensaje equivocado. 

Si es mujer, que lamentablemente en nuestro país son muy pocas, tienen que tener sastre de señora. Pero de señora fina esposa de alguien que tiene plata. También recién salida de la peluquería con un blower de importantes dimensiones, aretes de empeñadero y una cara de ser la tía de alguien. Pero lo que tienen prohibido es verse buenas. Si es necesario le pueden guindar una pañoleta aun mas vieja que la misma candidata en el cuello así parezca una azafata. Por que en la cabeza ya se lo puso Piedad y ya es marca registrada. Supongo por esa imagen no les ha ido muy bien a las candidatas femeninas en las elecciones en nuestro país.

Otra cosa que no ha cambiado es la manera de ofrecer discursos. Hay un cantado típico que solo hacen los candidatos cuando son candidatos. Luego de ganarse las elecciones ya hacen discursos de manera normal. Sin cierta emotividad y cadencia en las palabras que lo motivan a uno a aplaudir, a llorar, a gritar. A votar. Este infeliz discurso que sin importar las promesas que puedan incumplir hace que uno se emocione y hasta vote. Aunque por lo general después de uno o dos años de la posesión uno se da cuenta que volvió a caer como un pendejo ante el mismo cantadito en el que han caido hasta sus abuelos.

Pero sigamos hablando de lo que extraño de las elecciones. Se que muchos de nosotros extrañamos el tamalito gratis los domingos, que el plato de sancocho, las camisetas para ponerse de pijama, las tejitas para reparar esa infeliz gotera con esos inviernos. Amigos, nos han cortado el chorro. Saben en que se han gastado esa platica de campaña? En torturarnos.

Si, en torturarnos. Porque no hay pagina de internet, correo, video de youtube o foto en instagram que ahora se cuele una publicidad que no podemos esquivar como cuando hacían campaña en tarima. No podemos deslizarlas como lo hacemos con las historias hueso que hacen en Instagram. Nos toca verlas. Todas. Pero lo que más extraño y en eso quiero hacer mucho énfasis. Es en como nos han pirateado vilmente el twitter. De verdad yo prefiero ver como tendencias en Colombia una campaña de youtubers que nuestros futuros gobernantes peleando como adolescentes como si se fueran a ganar un premio de nickelodeon. No amigos no es un premio, es un trabajo un brutal un sueldazo y el futuro del país.

Lindo dia
Matt

No hay comentarios.:

Con tecnología de Blogger.