LA GENTE YA NO SE CASA, CHICANEA


Ayer tuve una conversación super profunda con mi gato y llegamos a una conclusión bastante cruel y poco simpática, que tengo que admitir: Entre más tiempo pasa, más remota es la posibilidad de realizar la actividad más chicanera que puede hacer cualquier persona. Casarme. Esta soltería está dura. 

En una época donde importa más parecer que ser, donde uno se toma más fotos en instagram para acumular corazones virtuales que recuerdos y ser la envidia de todo el mundo. Los matrimonios se convirtieron más en un evento público, que en la unión de dos personas que se supone se aman y quieren pasar la vida juntos. Porque lamentablemente la gente ya no se casa, la gente chicanea

Un evento en el que por lo general se invita a los familiares y amigos cercanos, ahora es un evento multitudinario donde se invita por casting o número de seguidores. Y son muy afortunados aquellos elegidos, porque tendrán la posibilidad de pegarse un rumbón de padre y señor nuestro gratis, para llenarse la barriga de todo lo que le ofrezcan y tomarse hasta el agua de los floreros. 

Pero eso si, usted debe pagar un precio implícito. Es casi un requerimiento dejar un registro para que el evento sea el sueño de las solteras o la envidia de las que se casaron menos pomposamente.

Pero si hablamos de matrimonios, es inevitable tener que hablar de la boda de Harry y Megan. Pomposo evento donde estoy seguro que más de uno se coló para gorrear fiesta. Pero da igual, ser de la realeza le permite darse cualquier lujo hasta hacer una de las bodas más mediática de los últimos años. 

Pero en Colombia también nos gusta seguir las modas, así que  tenemos bodas que sin ser reales tienen corona como la de Mr Black. Mientras la familia real se casa en la Capilla de San Jorge en el Palacio de Windsor en Colombia para chicanear una boda tiene que hacerse bajito en Cartagena. Es más hay parejas que ahorran toda su vida y hasta terminan odiandose solo por tener un matrimonio de chicanería. 

Antes el papá de la novia y el novio se encargaba de los gastos, contaban cabezas y ajustaban el presupuesto. Cabeza / plato. Pero hoy quién paga el matrimonio son los invitados. Los mismos que le dan like a uno o al otro integrante de la pareja. 

Y usted quiere saber cómo se hace esta maravilla? Pues nos lo enseñó recientemente un famoso que se casó recientemente. Uno se puede casar con publicidad. Porque  desde los anillos, la fiesta, la luna de miel, la ropa y sabrá Dios que cosas más de un evento tan íntimo y personal tienen un costo con likes.

Es por eso que conversaba tan amenamente con mi gato y quiero hacer un llamado importante. Si usted esta pensando en casarse, la idea es unirse como pareja o para que la gente diga que pomposa fue la fiesta. Y les dejo una última inquietud, luego de escuchar la afirmación que hizo un famoso personaje de una serie. Si usted tuvo un matrimonio pomposo y millonario, es inevitable tener un divorcio mucho más caro. Y ahí, como se canjea eso?

No se que piensan ustedes...

Good Luck
Matt

No hay comentarios.:

Con tecnología de Blogger.