LA CONVIVENCIA LLEVA AL ODIO. LA CAMA


Magic by Coldplay on Grooveshark


Amarse como si no hubiera un mañana es el objetivo inicial de los encuentros románticos o carnales de las parejas que solo comparten la cama casualmente pero no viven en el mismo techo. Pero con el transcurrir de la relación no necesariamente cuando se duerme acompañado se termina siempre en ese final feliz. Esta semana haré una trilogía (Al mejor estilo del señor de los anillos) donde la tolerancia y el afecto debe superar aquellas cosas que en la cotidianidad nos pueden hacer tirar la toalla, o en este caso la sabana. Porque si les soy sincero yo me enamoro durmiendo. Y si no me entiendo durmiendo con mi pareja tengo dos opciones. O termino la relación o con insomnio permanente

1.     La temperatura. Una cosa es dormir juntos, otra muy diferente es intentar dormir dentro de un horno microondas. Y no se uds pero yo odio sentirme en un sauna mientras intento conciliar el sueño

2.     Dormir acompañadamente solo. Es como poner en arriendo la mitad de la cama. Buenas noches, hasta mañana y media vuelta.

3.     La pinta. Es una cuestión de costumbre que va desde la clásica pijama, hasta la camisa vieja o la ropa interior. Pero las medias, matan cualquier intento de intensión y las cremas tambien

4.     La serenata de media noche. Y no precisamente de mariachis. Roncar resulta ser una de esas cosas que te pueden desvelar y con el tiempo y mucha tolerancia lo pueden enamorar.

5.     Le sirvo un café? Una cosa es la serenata, las medias, el calor o la media vuelta. Pero otra una persona que hablar y pelear dormido y en coreano que es peor.

6.     Dormir con un amante de Age of Empires, ya es cuestión de método. Si de lo que se trata es de aprender a dormir en el borde de la cama o sin cobija.

7.     Tener que madrugar al dia siguiente y que su amor sea fanatica de las películas de 2 de la mañana en canal nacional, el chat de media noche o actualizar el instagram

8.     A la mayoría de personas les encanta compartir su cama con alguien que quiera. Pero una cosa es compartir y otra muy distinta es dejarse invadir y mas si es con herramientas de manicure

9.     Somos humanos, y nadie esta exento de haber tenido una cena un poco pesada, y ocurran accidentes. Pero tener que inhalar permanentemente flatulencias ajenas, no es precisamente un plan

10. El mal de desconexión. Yo personalmente envidio a esas personas que tocan la almohada y quedan profundas. Pero si el plan es dormir e ignorar. Mejor caya a dormir a su casa.

Pasa en las películas. Me ha pasado cuando comparto cama, y a usted le ha pasado algo similar… o peor? Dejenme sus experiencias en la casilla de comentarios y no olvide, como siempre que nos leemos al rato.

Bye
Mtw

1 comentario:

  1. Bueno, pues, yo aún no he tenido el chance de compartir la cama con MI PAREJA. Exacto, la única persona con la que la he compartido es mi hermano. Y bueno, aquella vez (sólo pasó una vez, aclaremos) dejamos las condiciones y términos de dormida muy claros. A él como a mí nos gusta escuchar música relajante (o en su defecto Skrillex, Dios, ¿qué clase de bestias somos para dormir con Skrillex?), ningún problema. En resumen, él respetó mi espacio, yo el de él y bueno, dormimos bien. Y con esto, concuerdo contigo en que la gracia de dormir acompañado sea en comodidad,no en medio de un montón de molestias. Así, entonces mejor uno se va a dormir a la sala. Psdt: Mateo, llevaba mucho tiempo sin leer tus post y ahora, me matan de risa. Y tu canal de YouTube, ni hablar. Como dirían los españoles: ESTÁ MUY MOLÓN!!! Qué chévere es saber que sigues escribiendo sobre los tantos problemas que tú, yo, él, ella, Cleverbot y mi carro/radio afrontamos a diario. PPsdt: El video de "Me dejaron plantado en el altar" me hizo desternillarme de la risa. Y a quién no cuando sabe las barbaridades que dice la gente o la prensa (o la policía) con tal de mancharle a uno la dignidad. A otro perro con ese hueso, como dicen. Nos seguiremos leyendo al rato. Buen día.

    ResponderEliminar

Con tecnología de Blogger.