NOTICIAS DE MI ESTADO CIVIL

Soltero convencido con aires de resignación.


Así de sencillo. Con el paso del tiempo he notado que me he convertido en un tipo completamente exigente. Si. Ya estoy como el comercial de televisión “no como cuento, como carne”. Quizás cada vez que te vas afincando más como profesional y como persona, las posibilidades que te sorprendan van siendo mas pocas porque uno ya no se conforma con lo básico, uno comienza a mirar otras cosas.


Cuando tenia 16  años solo pensaba en tener a mi lado una persona que me gustara, mucho. Y que le gustara a también a mis amigos como para chicanear un poco y ser la envidia de los demás. No importaba que se estuviera dando un par de años sabáticos, o que viviera en otra ciudad. Para eso existía la internet, los teléfonos y las carticas. No importara que estuviera pelada como las nalguitas del niño dios y tuviera que ser yo la billetera que pagara las salidas. No importaba que tuviera pintas exóticas o que tuviera problemas de dicción. Con que hablara español medianamente y yo le entendiera era suficiente. Ojalá que viviera con los papás, los abuelos o la tia. Nada importaba, con que tuviera un adulto responsable a quien obedecer era suficiente. Con salir al parque y salir a comerse una paleta de agua yo ya me daba por bien servido

Cuando tenia 20, para mi era importante que ya estuviera estudiando una carrera al menos. Que besara rico y obvio que fuera buen catre. Que no usara cosas muy llamativas, tampoco quería estar saliendo con alguien que pareciera un carrapicho en la calle. Pero que la persona fuera muy atractiva sin necesidad desforzarse. Vivir en otra ciudad era improbable. Eso de durar horas en un taxi o hacer un paseo en bus para verse ya era un obstáculo. Que estuviera pensando en independizarse. Que oliera a rico, conversara chévere. Si tenia problemas con el trago o la marihuana, que solo fuera los fines de semana... que carajos nadie es perfecto. Pero eso sí. Que colaborara con las cuentas. Es decir que al menos ya tuviera un trabajo así sea vendiendo ropa.

Cuando tenia 25, bueno la cosa es a otro nivel. Uno aspira al menos que tenga un cartón pegado en la pared. Que hable un ingles básico como para no tener que jugar al traductor todo el tiempo. Que sepa bailar... pero no mucho para que no quiera estar brincando todo el tiempo. Que se emborrache, pero no haga la torta. Que tenga sentido del humor, que me haga reir, me pare bolas y que no me pida la contraseña de mis redes sociales. Que me cele pero sin shows. Obviamente que no viva con los papás, asi tenga que compartir apartamento. Que no tuviera mucho kilometraje, que fuera detallista, que me gustara mucho y pero que su atractivo no fuera solo fisico (Que pereza estar espantandole la gente a la pareja de uno) pero que tampoco fuera la persona mas ponchada de toda. Que fuera al gimnasio, que no fuera extremadamente elitista


Cuando uno ya tiene 30 la lista va creciendo y la lista tambien. Ya quiero que me amen, no que me quieran o que me deseen. Que me amen. Que me guste, sea buen catre, que no sea la belleza del mundo pero que al menos en las mañanas no me espante. Que viva cerca. O que tenga un medio de transporte como para no gastar mucho en taxis. Que tenga un saldo permanente en el celular para llamar. Que me haga reír y que pueda hablarme por horas sin aburrirme. Que no solo sepa lo que quiere sino que lo este consiguiendo. Que no tenga problemas con las redes sociales y que obviamente no quiera salir en televisión y mucho menos entrar a un reality. Que no me cele porque ya paso esa etapa. Que tenga sus amigos y que salga con ellos para yo hacer lo mismo. Que huela rico y que siempre tenga planes. Siempre. Que pueda quedarme en su casa y yo en la suya sin problemas. Que tenga mascota (Amo los animales y si no puede con Milo, no puede conmigo). Que sepa que es la depilación, el sexo tántrico y dormir en cucharita. Que quiera a su familia y se interese por la mía. Que la generosidad sea una de sus principales cualidades. Que crea en Dios. Sepa de cine, música o de política. Que pague sus impuestos y sepa comer sushi como chicharrón. Que no viva en un chiquero. Que lea. Que le huela la boca a bueno y que al menos sepa tirarse un par de pasos sin noquearme. Que se cuide porque ya los años no pasan en baño pero no exageradamente. Que los guayabos le sean tan cortos como para salir un Domingo a ciclovía eso de rumbiar dos días seguidos solo para el cumpleaños y el 31. Que las selfies nos sean su religión. Que cuando llegue la cuenta de la cena no le den ganas de ir al baño. Que no se tire pedos al menos no en mi presencia y cuando nos estamos conociendo. Que use ropa ajustada pero no forrada y que no abuse de las lentejuelas, brillantes. Que use no sweat. Que no termine enredándose con mis amigos. Que sepa cocinar y que en la nevera tenga aldo diferente a cunchos del guaro que no se pudo acabar el fin de semana pasado. Dije que era importante que me amara? 

Creo que tengo mas exigencias... pero si alguien esta pensando en salir conmigo y lee semejante lista de requisitos me imagino que saldrá corriendo. Así que paro por ahora. (Leyendo esto me doy cuenta porque estoy aun soltero)


Supongo que cuando cumpla 40 solo pediré que me ame, viva conmigo, tengamos familia y podamos tener buen sexo una vez a la semana.

Y a los cincuenta solo que respire... o que exista.

Ni modo, por ahora creo que estoy en capacidad de exigir todo lo que soy capaz de dar. De eso se trata el chiste de los 30 no? Usted que pide?

Nos leemos al rato, bye
Mtw

7 comentarios:

  1. Mateo, de tus mejores escritos. Estoy en mis 30 y mucho de eso quiero ó pido ó exijo. Excelente, Felicitaciones !!!

    ResponderEliminar
  2. Asi es! Se exige lo q se sabe dar y lo q se puede dar. Esa es la actitud esa es la realidad.

    ResponderEliminar
  3. Guau Mateo! Sencillamente, impactas escritamente (con ánimos de opinar, pues). A decir verdad, pareciera que sientes miedo de poder aceptar los defectos de la persona que pueda llegarte a apasionar. Lo mejor de tu descripción es que pretendes a alguien de tu nivel, como la edad y esas cosas ideales. Respetable.
    Por mi parte, desde el anonimato cuento: tan sólo deseo tener la mente dispuesta y el corazón abierto, a las más mínimas señales de correspondencia mutua. "Vivir es a limites en todo. ¡Que viva el presente, carajo!"

    ResponderEliminar
  4. Wow, me sentí tan reflejado en muchas de las exigencias y eso que aun no tengo ni 25, creo que hago parte de los raros de mi generación que estamos claros para donde vamos y que susto cuando quiera llegar a 30 y pensar en como sera mi lista jajajaja ... interesante lo que escribes, muy cierto, muy real y siéndote sincero me has inspirado para escribir algo nuevo en mi blog, desde hoy comienzo a seguirte ;) ; sigue así !!!! ...

    ResponderEliminar
  5. es bueno tener altos estandares pero eso que pides no es humano...jajajjaaaj. yo solo pido alguien que me ame y a quien yo pueda amar sin que se crea mi dueño

    ResponderEliminar
  6. Sencillamente genial creo que aun no tengo 30 cuento con 22 pero me siento en la capacidad de dar pero tambn de recibir como dice mateo ppr lo.menos q sea un buen catre que me ame y que muentras esta conmigo no.piense en nadie mas jajajaja y pido mas solo q si quieren tiene q averiguarlo

    ResponderEliminar

Con tecnología de Blogger.