ME ENAMORE, EN DOS SEMANAS!


Literal, así me lo dijo Agnes, una compañera de trabajo hace dos meses. Romántico si. Miedoso también. Envidia… bueno un poquito (Pero de la buena, eso sí porque la quiero mucho)

Yo fui hiper-prudente, me llene la boca con papas fritas y sonreí. Al tiempo que miraba como mi amiga alias “Todos los manes son unos hijos de puta” seguía con los detalles de su nuevo amor. Ah, es que no les he contado el chisme completo, se va a casar a principio del próximo año con un hombre que conoció exactamente hace tres meses.

Para serles muy honesto, cuando me lo dijo pensé que era el periodo menstrual que la tenia loca.

En estas ultimas semanas he vivido algo que solo había visto en cine. La elección del vestido de novia, el lugar de la ceremonia, la profunda trascendencia que tiene el bouquet (Que ya lo tiene) y que con seguridad terminará siendo disputado por alguna persona en extremo soltera que quiera un poquito de su suerte... de dos semanas. (No he dicho que no se me cruzó la idea de meterme también a la lucha del ramo)


En fin. Este ha sido un increíble año para Agnes. Encontró el amor de su vida 3 meses después de haber terminado con su novio con quien llevaba años. 

Pensándolo bien a ella la alimentaron con la misma vitamina que le dieron a mis ex. Todas las personas con las que me metí en el plano sentimental a los tres meses andaban dichosas por que encontraron el amor de sus vidas...

Siga, salga conmigo. Soy el bouquet humano.

Pero verla tan embelesada con esto de la boda me hizo pensar En dos semanas podríamos llegar a enamorarnos? Digo por literatura hemos visto amantes que se enamoran en 3 días, pero luego se suicidan. Y en cine he visto como una princesa puede enamorarse de una bestia. Pero querido lector. En el mundo real, eso pasa de verdad, verdad o es una serie de palabras dichas de corazón pero sin ninguna base sólida?

No lo se, no estoy metido en sus sentimientos pero por lo menos en mi caso, sé que me enamoro realmente quizás varios meses después de empezar la relación. Antes me trago, o me encacorro. Pero enamorado no.

Aún así me alegra cantidades por ella. Supongo que cuando entra el amor en la vida de cada quien, el cínico que llevamos dentro sale a vacaciones. El problema es que al mío no le he dado vacaciones hace mas de un año.


Será hora?

Nos leemos al rato
Matt

1 comentario:

  1. Excelente la historia y completamente de acuerdo contigo, yo solo digo que la felicidad le llega a uno a su debido tiempo sea largo o sea corto

    ResponderEliminar

Con tecnología de Blogger.