ALGUNAS DESGRACIAS AJENAS ME AYUDAN A DORMIR MEJOR


Hay muchas cosas que amo en la vida: El clima cuando no es frío ni caliente, los domingos de pereza, caminar en la playa, sentir el aire por la ventanilla en un carro a toda velocidad y escuchar a mi ex en una tusa ni la brutal porque su novio la hace sufrir.

De verdad que me conmovió.

Bueno esta bien. No, a quien intento engañar. Fue lo mejor que me paso esta semana. Dicen que la venganza es dulce así que mientras me comentaba sus desgracias le intente prolongar el dolor lo mas posible para escuchar como se le desgarraba el corazón contándome lo desgraciada que era con su novio.

Pobre vieja. Me dio cagada con la pobre. Tampoco soy una rata que no se compadece del dolor ajeno. Por un momento me dieron ganas de decirle a la pobre. “Ve, a mi me paso lo mismo con usted” Pero sentí que sonaría muy rabón.

Para completar esa maravillosa racha de venganzas sin mover un dedo, ayer me puse a curiosear el Facebook de mi ex-ex y solo pude notar como le han caído de mal estos últimos años.

El peso de la madurez y de los años no tiene piedad. Mientras yo me pongo un año cada 365 días, ella se pone como cuatro. Todo por culpa de su inescrupulosa y maniática vanidad. Cada vez se ve mas oscura por exceso de bronceo y pierde más peso para verse más esbelta. Me preocupa que en un par de años luzca mas como una nativa etíope cabezona que la niña bonita que algún día conocí.

Aunque debo admitir que la vida la ha tratado duro. Lleva como cuatro años detrás del mismo chueco que la trata como un producto Tetrapac (agítese, consumase y bótese). Le falta solo un añito de tuza para que alcance a sentir lo que yo sentí por ella cuando fui su Tetrapac personal.

Es que definitivamente en esta vida todo se paga, solo es cuestión de darle tiempo al tiempo y ver como las fuerzas superiores se encargan del karma de cada quien y cada cual.

Y aunque tenga rabo de paja y que es posible que en un tiempo este lamiendo el suelo pagando alguna picardía del pasado, por ahora me conformo con decir para mis adentros a las que algún día me hicieron derramar mis lagrimias. TOME PARA QUE LLEVE

No hay comentarios.:

Con tecnología de Blogger.