USTED ES PRACTICO O PRECAVIDO?


Hay una gran diferencia entre ser práctico y ser precavido. Es alrededor de unos ciento cincuenta mil pesos a docientos mil pesos y una hernia de diferencia. Pero si usted quiere ver un definición palpable de estos conceptos, invite a un hombre y a una mujer de paseo ocho días a la playa.

Lo primero que hace un hombre es pensar que ropa tiene limpia y faltando cinco minutos para salir al aeropuerto, coge en tres camisetas, una pantaloneta, un par de interiores y unas sandalias. Mete todo eso en lo que encuentra y se va feliz por que lleva todo lo que él necesita lo lleva puesto. Un hombre es astuto y podríamos decir que práctico por que sabe que si al lugar de destino llega un avión, en alguna parte hay una droguería. Y no necesita nada más. Eso es ser práctico.


La maleta de una mujer es definitivamente más precavida. Entonces se compone de maleta principal y maleta de viaje. Y es estudiada con anterioridad luego de haberse sentado a echar numero: Maleta para ocho noches, siete días, además de cuatro horas mínimo que puede pasar en un aeropuerto, ocho si hay conexión. Luego de tener clara comienza a empacar. 


Empieza por la maleta de mano puede debe llevar un pequeño kit de aseo con antibacterial, cepillo de dientes, crema de dientes, seda dental, jabón, toallas higiénicas o tampones, pañitos húmedos, splash, cepillo, una moña, crema humectante y un espejito. En otro bolsito por que tienen el don de las muñecas rusas (meter cartuchera en cartuchera), un combito sencillo de maquillaje para que en el aeropuerto no se le note lo cansada que incluye corrector, base, polvo compacto, una sombrita, rimel, rubor y un brillito de labios que la haga lucir fresca así se este asando en la sala de espera que se le daño el aire. 


Como ahora todas son empoderadas, independientes y dueñas de su propio negocio pueden llevar un portátil que utilizarán como utilería para las fotos del Instagram, un ipad por si quiere leer algo y evitar que se le mojen las paginas del libro que también lleva pero que jamás ha abierto y que siempre estará junto a un esmalte por si la espera es muy prolongada y no hay nada más que hacer, porque mujer que no quiere pensar se pinta las uñas, es como el sudocu de los abuelos.


Bueno en ese bolsito no puede faltar una mudita de ropa extra. Gafas de sol para verse diva y un pequeño botiquin con pastillas para el dolor de cabeza, caladril para las picadas, curitas, crema para el dolor muscular. Como las mujeres son precavidas siempre llevarán unas tijeritas pero en el equipaje de bodega ya que en el de mano no se las dejan pasar.


Hablemos del equipaje principal. Allí van las tijeritas que se meten en una bolsita por que no quiere que dañen de alguna manera los diez conjunticos de ropa interior en buen estado en los cuales siempre habrá uno sexy para "por siacas". Luego meterá a la maleta dos trajes de baño talla S para los primeros días, dos M para los siguientes por si retiene líquidos y uno talla L más tapado para los últimos días y de un solo color por si aparte de líquidos ya esta mas fofita de todo lo que se ha comido en bufet. Porque mujer precavida que se respete no repite traje de baño.


Luego empacará los remedios tropicales contra la celulitis, osea tres o cuatro pareos además de sus acompañantes que funcionan como distractores. Que una gorra, pañoleta, pava y si va a salir del país debe llevar una corronchada que lo identifique como colombiano en cualquier playa. Un sombrero vueltiao.


Meterá a la maleta un pantalón blanco licrado y transparentoso, un jean y unos cinco o seis shorts. Además de dos camisetas manga larga, dos camisetas manga corta, dos camisetas sin mangas y tres camisetas por si acaso. Como sabe que en esos climas tropicales uno no sabe y es precavida puede llevar una sombrilla y un impermeable por si llueve. Pero como no quiere que la vean siempre con la misma ropa entonces puede llevar dos por si llueve los ocho días.


Luego entraremos a la sección de vestidos. En esta sección ella incluirá 5 vestidos floridos para el día, 8 blancos para el atardecer por que todas los días y seis para la noche vaporoso. Porque si mujer precavida que se respete quiere que el vestido se lo mueva la brisa. Sin olvida el vestido de gala, no vaya a ser que la inviten a un cóctel muy elegante y quede vestida como una arapienta. Además con lo caro que son alquilar esos vestidos es mejor sacarle un huequito en la maleta. Al vestido, a la plancha y obvio al gancho porque del hotel se pueden conocer las camas pero uno se puede llevar desagradables sorpresas con los ganchos.


Bueno no puede faltar el kit real de maquillaje para verse siempre joven, escarchada y satinada. Que incluye una bolsa con el selecto grupo de cremas, bloqueadores, bronceadores, autobronceadores y accesorios desmontables y reciclables. Uñas postizas, pestañas y extensiones. Obviamente con un secador, plancha y tenasas. Eso lleva una mujer precavida.


No se extrañen por que en otro bolso llevará los cargadores de toda la tecnología que lleva ademas de zapatos para ocho desayunos, ocho almuerzos, siete cenas, tres paseos, cuatro fiestas, un paseo en yate, visita a la ciudad, la posibilidad de una fiesta de gala y unos tenis para ir al gimnasio todas las mañanas o trotar al rededor de la playa. Porque unos zapatos nunca le sobran a una mujer.


Y si hablamos de sobrar, que tal le de hambre a ella y a sus acompañantes a media noche y no encuentren nada abierto. No es de extrañar que empaque una librita de queso y una de jamón, una bolsita de pan para sandwich y una bolsita de mayonesa para darle saborcito. Como no quiere ser tampoco tan garosa para la ansiedad unas seis manzanas, una panela y una docena de limones para la sed y obvio una botella grandota de agua porque por allá en la costa el agua no es muy potable y no queremos tener un ataque de parásitos. Si va al extranjero es probable que eche una harina pan, una cajita de bocadillos de hoja, unas almohabanas y una Colombiana, porque es muy duro extrañar a la tierra. Bueno y si es un poquito mas quisquillosa es posible meta en la maleta unas bandas elásticas para hacer ejercicio y que ande en el aeropuerto con una almohada debajo del brazo y en la otra un oso de peluche.


Si, las mujeres son precavidas por naturaleza. Es posible que también pague el doble con tal que no se le vea el color de la maleta de todo el plástico en que forraron a la pobre porque uno nunca sabe que le puedan echar en el bolso y termine declarando frente a las autoridades por un ladrillo blanco que me metieron a la maleta sin su consentimiento. Pero en realidad uno sabe el nivel de de precaución de una mujer porque ella tiene todo calculado, los días de vacaciones, los eventos, las posibilidades, los imprevistos pero sobre todo el pendejo que le va a tener que llevar ese "perolero" al hombro durante todo el trayecto. Si un hombre que de idiota se las dió de practico.

No hay comentarios.:

Con tecnología de Blogger.